miércoles, 31 de octubre de 2012

Vamos a "cepillarnos" la mente

Como padres, y casi desde el nacimiento de nuestro primer hijo nos obsesionamos con la higiene. Yo he aprendido que esto no es necesariamente sano, ni para ellos ni para nosotros. Pensamos que manteniendo a nuestros hijos casi estériles los protegemos de enfermedades, pero lo cierto es que la ciencia recién empieza a entender que el exceso de higiene puede ser mas perjudicial que beneficioso.

Pero en realidad no es de esto que quiero hablarles hoy. Lo que quiero plantear es que, al igual que exigimos a nuestros hijos (y a nosotros) cepillarnos los dientes luego de cada comida, y lavarnos las manos al llegar de la calle, deberíamos educarlos en la necesidad de cuidar su mente y hacer higiene preventiva de sus pensamientos.

Durante años he escuchado de la higiene mental y de la importancia de limitar los contenidos violentos que ven nuestros hijos. Pero ha sido solo recientemente que he comenzado a entender en profundidad la importancia de esta "prevención". Como parte de un proceso de crecimiento personal me he puesto "a dieta" mental. Ese régimen que no es mas que una toma de consciencia y de responsabilidad con relación a lo que dejo que llegue a mis pensamientos, me ha permitido darme cuenta de la cantidad de cosas negativas a la que sometemos a nuestra mente. Los mensajes negativos están alrededor de nosotros todo el tiempo: libros, comerciales, películas, frases, conversaciones, etc. etc. Incluso muchas veces en material que consideramos "seguro" como canciones o programas de comedia, están llenos de mensajes que distorsionan nuestro contacto con nosotros mismos. La mayoría de las veces no nos damos cuenta de que están allí, y los dejamos pasar. Pero cuando empezamos a vivir expandiendo nuestra conciencia, empezamos realmente escuchar lo que antes solo oíamos.

Al igual que en muchas otras áreas de la vida de nuestros hijos, es nuestra responsabilidad proteger a nuestros hijos de los mensajes que consideramos peligrosos para su salud mental. Yo particularmente tengo varones, así que me preocupo mucho por la violencia, no solo de los juegos de vídeo  sino en los cuentos y canciones infantiles. Pero hay muchos otros temas que son de igual importancia y relevancia: mensajes que les dan en el colegio, con las evaluaciones, en las clases de deportes, los abuelos, etc. Mensajes que tienen que ver con que el mundo es injusto, con que hay buenos y malos, con que hay que ganarse las cosas haciendo sacrificios, con que solo el mas fuerte sobrevive...

Te invito a escuchar con la mente abierta los mensajes que le da la vida (y tu) a tus hijos. A pensar acerca de lo que hay detrás de cada instrucción, y a conversar mucho, mucho, mucho. Obviamente no todos los mensajes pueden ser filtrados o controlados por los padres, pero conversando y discutiendo con nuestra familia acerca de ellos, les enseñamos a nuestros hijos a ser críticos con lo que creen, a preguntarse si realmente las cosas son de una manera u otra, y a que ellos mismos expandan su conciencia.

Y me encantaría que me contaras ¿que mensajes ocultos has encontrado en el entorno de tus hijos?

1 comentario:

Susana dijo...

Algunas de los #mensajesocultosaloshijos
Si les decimos que son malos cuando no nos hacen caso, les estamos diciendo que lo que son depende de nuestras expectativas.
Los cuentos de hadas enseñan a las niñas a poner su salvación en otras manos
Las historias de super heroes les dice a los niños que deben ocultarse para ser justos y honestos
Ponerlo en actividades para que no "pierda el tiempo" le dice que pensar y soñar es perder el tiempo
Decirle que debe pintar como fulanito le dice a mi hijo que no confíe en su creatividad
El hacerles las tareas o sus labores de la casa les dice que no confias en su capacidad de hacerlo solos
Decirles que tienen que pensar primero en los demás les dice que lo que ellos son menos importantes
Cuando la maestra los regaña por hablar en clases, les dice que lo que ellos tienen que decir no es importante
Cuando le dices que no hable con extraños, les enseñas a desconfiar de todos
Cuando les decimos que pedir es feo, les estamos enseñando a ignorar sus necesidades
Cuando nos "sacrificamos" por ellos les decimos que esta bien poner a los demás por encima de uno mismo

Y tu ¿que mensajes ocultos has descubierto en el día a día de tus hijos?