lunes, 16 de mayo de 2011

Yo te mande a los mejores colegios

Finalmente la semana pasada, despues de varias semanas de angustia, mi hijo mayor fue oficialmente aceptado en el 1er grado de educación primaria en su nuevo colegio. Los orgullosos padres de los pocos afortunados en conseguir el cupo, fuimos llamados a una reunión. Contentos y llenos de expectativas, fuimos esperando una bienvenida. Lamentablemente, por lo menos yo, sali un poco asustada y deprimida de esta reunión, y a continuación les comento mi experiencia. 

La primera impresión fue la de un preso recibiendo instrucciones antes de entrar en la carcel. "Hacemos esta reunión -nos explicaron- para que sepan cuales son las reglas antes de inscribir a sus hijos. Asi que, si no estan de acuerdo, ya saben que no deben inscribirlos". Horarios, restricciones a los uniformes, al corte de cabello, a la conducta...fueron casi 2 horas de "no se permiten". Es comprensible que para controlar tantos niños se requiera de ciertas reglas, pero de verdad es que me sentí agobiada y algo asfixiada.


Lo peor es que la mayoria de los padres pensamos (pensabamos!) que ese tipo de disciplina es buena para nuestros hijos, y de hecho casi que sinonimo de una buena educación. Inclusive he escuchado a docentes de profesion recomendarme un determinado colegio, porque "alli le ponen disciplina a los niños". Yo la verdad es que hasta tener hijos, pensaba de la misma manera. Creia que educar a los hijos era cuestion de ponerles reglas claras y castigos cuando estas reglas eran rotas. Hoy en día se que las cosas no son tan simples. Que hay etapas del desarrollo de los niños que requieren flexibilidad, que el juego es esencial para los pequeños, que aprender contenidos sentados en un pupitre no es educación. La disciplina para mi tiene un nuevo significado, que implica escuchar, explicar, corregir, pero sin castigos humillantes, sin calificativos, y dandole siempre al niño la oportunidad de desarrollarse como ser humano.

Para completar nuestra visita al colegio, la psicopedagoga nos llamó al final de la reunión para hacernos firmar un "compromiso" de que antes de que el niño se incorpore al colegio en septiembre, debemos haber corregido la forma en que sostiene el lápiz (usando unos correctores especiales) y trabajar en los trazos de las letras corridas, los cuales no son "perfectos". Yo no pretendo ser una experta en el tema, pero creo que exigirle a un niño de seis años, que aun esta en preescolar, que haga los trazos de las letras cursivas al estilo de la caligrafia Palmer es un poco absurdo. Ya me parece bastante que se le exija a esa edad el niño sepa leer, escribir, sumar y restar. Si me dijeran que hay que trabajar mas la motricidad fina, hasta podria estar de acuerdo, pero que me diga una psicopedagoga que el niño no está haciendo las colitas de la letra a como deben ser, me parece una locura.


Nadie del colegio nos habló de la filosofia del mismo, de la metodologia, de objetivos, de que nos ofrece el colegio a los padres y a los niños. Nadie nos preguntó que queríamos para nuestros hijos, ni nos plantearon los programas educativos. No se conversó acerca de la participación y compromiso de los padres en la educación. Tampoco el colegio firmo ningún "compromiso" con nosotros. En otras palabras, cero dialogo, todo impuesto. Y por supuesto nadie preguntó acerca de estos temas. Pareciera que todos estaban muy preocupados por el aspecto logístico del colegio (a que hora lo recojo, donde compro el uniforme, etc.) pero muy poco en lo que le van a enseñar a los niños alli. Es como si fuese un alivio dejar ese asunto en manos de otros.

Dos reflexiones me quedan al respecto: en primer lugar, que a pesar de los increibles cambios que han ocurrido en el mundo y la sociedad, particularmente en el mundo de la pedagogia, la educación formal continua siendo preocupantemente similar a la que tuvimos nosotros en su momento. Por ejemplo, sabiendo como lo sabemos hoy la importancia de la actividad física para la salud, ¿como es posible que solo se de una hora de educación física a la semana? ¿Cómo puede ser que solo tengan media hora de recreo en toda la mañana, cuando se sabe que los lapsos de atención de los niños son cortos y requieren de periodos de relax cada cierto tiempo? ¿Cómo es posible  que siendo tan importante la cantidad adecuada de sueño en un niño para su desarrollo y crecimiento, se sigan iniciando las clases a las 7 de la mañana? Mas importante que todo eso, como se sigue considerando educación la simple transmision de conocimientos y no el desarrollo completo de la personalidad. ¿Cuando se trabaja la creatividad, el pensamiento critico, el desarrollo emocional, etc, etc.?

La otra reflexión tiene que ver con la actitud de los padres. Nos hemos acostumbrado a aceptar la educación que reciben nuestros hijos sin ni siquiera pensar que es lo que aprenden nuestros hijos cada dia. Inclusive en aquellos colegios privados carisimos y super cotizados entre los padres, porque son "los mejores colegios", la situación es la misma. Parte del problema es la falta de ofertas alternativas. Antes habían muchas ofertas distintas de educación: colegios experimentales, religiosos, militares, etc. Hoy en dia casi todos los colegios aplican el modelo clásico de educación académica. La escasa oferta tambien hace que exista una especie de indolencia, del clásico "esto es lo que hay, tomelo o dejelo". Pero tambien es clara la apatia de los padres, que no exigimos por el precio que pagamos. Tal vez no le damos la importancia necesaria a la educación de nuestros hijos, mas alla del nombre y prestigio del colegio, o quizas no tenemos la información necesaria para exigir mejores cosas. Como padres tenemos el deber de informarnos tambien sobre esto, y exigir la mejor educación para nuestros hijos.






7 comentarios:

Memy dijo...

Hola amiga, bienvenida a otra etapa, los colegios, maestros, otros padres!!!! Pregunto, has podido observar clases de primer grado en ese colegio y/o en otros?? por que aplicaron alli en primer lugar? A veces ,cuando ya estas adentro de uno, se asume que ya sabes como es la filosofia del colegio!!!! Nosotros visitamos los colegios y observamos, y a veces te dejan llevar al ninio tambien! Si tu no te sientes satisfecha, no lo hagas!!Cada quien es diferente y tiene diferentes expectativas!!!Estoy segura que ustedes sabran que es lo mejor para ustedes!!!!!!un besote!!!!!

Susana dijo...

Hola Memy: No sabes que risa me dió leer tu comentario. Aqui NADIE visita el Colegio antes. Lo que sabes del colegio es por otras madres, por lo que oyes por ahi, o si tienes suerte por algun familiar. De hecho, una de las normas que nos dejaron bien claras es que los representantes NO PUEDEN INGRESAR A LOS SALONES. Y el proceso de selección para ingresar a los colegios mas conocidos es una locura: tienes que hacer colas desde la madrugada para retirar las planillas, llevar recaudos que incluyen los estados de cuenta, y anexos como referencias comerciales, etc. Con eso hacen una preselección. Entrevistan a los padres, y hacen otra seleccion, luego le hacen examenes al niño, y finalmente deciden quienes entran. Es una locura total y un enorme estres para los padres. Al final terminas agradeciendo que te aceptaron en un colegio donde nunca has entrado, donde no sabes cual es la filosofia, y donde vas a pagar una millonada por una educación que no sabes muy bien en que se basa.

Judith dijo...

Jooo !!! Después de todo lo que NOS costó !!!.
Bueno, hablando en serio, y aprovechando que las dos estamos justo ahora en los extremos opuestos, ya que mi Gus se gradúa de su bachillerato alemán el viernes, he aprovechado para mirar de lejos las ventajas y desventajas que he encontrado a lo largo de estos 14 años en el Colegio Humboldt.
Y fíjate lo que he encontrado:
1) Jamás le revisaron la letra (de hecho ese tema es como en la Experimental, de molde, y de v ...)
2) Ha sido una educación que podría llamar muy liberal, con especial énfasis en la libertad y la valoración de las diferencias de los alumnos
3) Siempre me ha encantado el equilibrio deporte-cultura del Humboldt, ambas actividades coexisten paar quien le apetezca, pero sin que en ello se base la reputación del Colegio. En algunas oportunidades he sido crítica de la "poca competitividad" del Humboldt, en el sentido de que el deporte no es enseñado como algo que hay que "ganar", y, claro, eso nos resta méritos competitivos al lado de estudiantes de otros colegios que "juegan a ganar". Por supuesto que una vez pasa la "rabia", uno entiende que así es como debe ser.
4) Otro punto muy positivo es la relación tan especial y libre que se genera entre los estudiantes hembras y varones, verdaderamente en ningún otro colegio he observado la camaradería y respeto, el desarrollo de la amistad, que tienen estos muchachos
5) Me gusta mucho la amplitud mental, el concepto de mundo global, de no sentirse diferente, que les ha desarrollado el estudiar en un colegio bicultural (aunado a que Gus es pentacultural, por su familia gallega, gringa y mexicana)
6) La manera en que les enseñan matemática siempre me ha parecido genial, y en general todos los estudiantes del humboldt adoran la matemática y la ven como parte de su dia a dia.

Lo que no me ha gustado tanto:
7) Las Jerraquías: Si, ese es un punto en que el Humboldt no tiene compón. No hay manera de hablar con el Director, por ejemplo, si antes no se han cumplido todos los escalafones previos. Sin embargo, debo decir, que ésto no es por marcar diferencias sino que es el modo de organización al que están acostumbrados, y les parece que no pueden funcionar bien de otra manera.
8) La Familia: El Humboldt no incentiva la participación familiar en el colegio, aunque ellos dicen que lo hacen, no es así. La relación es mu directa escuela-alumno y no a través de los padres. Eso tiene sus formas de verse, a veces uno quisiera mayor información y control sobre su hijo, pero a la larga pienso que los hace a ellos mas responsables.
9) Lo espiritual: Definitivamente no hay orientación religiosa-espiritual alguna. Tanta ausencia no es muy buena, en especial en el caso de Fabiana, siento que ella necesitaría un poco mas de orientación en esos aspectos.
10) Profesores "alocados": No es necesariamente "malo", pero ciertamente la mayoría de los profesores que vienen de Alemania son personajes muy particulares,medios "hippies", con esa dosis de locura-aventura que tiene que tener alguien que se aventura a salir del "mejor pais de Europa" hacia estas "tercermundistas" latitudes. Las comillas son sólo para resaltar el comentario, no tienen agregado peyorativo, porfa.

Eso sería el resumen.

Muchas personas me han hablado de las posiibles prferencias por estudiantes alemanes, pero la verdad yo no he observado que este aspecto sea incidente.

Como ves, hermanita, todo tiene sus ventajas y desventajas ... al final, en especial HOY que ya Gus terminó esta etapa, estoy muy contenta con el resultado

Un beso

Susana dijo...

Hola Judith: Me alegra que el balance final de tu experiencia en el Colegio de Gus haya sido buena. Por supuesto que cada colegio tiene sus pros y sus contras. Y como le dije a alguien el otro día en el twitter, ningun colegio, ninguna guarderia, va a ser excactamente como nosotros queremos. Yo he tenido mis debates con la guarderia de Diego, y sin embargo, hoy tambien me siento satisfecha por la formación que el ha recibido alli, y se la recomiendo mucho a la gente. Eso no quiere decir que no pudiera mejorar. Saludos.

Du TiTia dijo...

Excelente nota!!!
Yo tengo un peque de 4 años y realemente me parecio super interesante.

Susana dijo...

Gracias, por tu comentario y tu recomendación en twitter. Saludos.

Carla Candia dijo...

Susana entiendo tus preocupaciones. Aunque mi bebé no ha nacido (tengo 6 meses de embarazo) desde ya he empezado a pensar en los colegios y hasta he visitado un par. Ja! Ya se que soy una atacada pero es que en algunos las listas de espera son tan largas que más vale empezar a buscar el cupo desde ya y después tomar la decisión final. Este es un tema en el que he pensado mucho porque a mi no me gustó mi colegio. Yo estudié por 15 años en un colegio católico, de niñas, super conservador. Aunque académicamente salí muy bien preparada siento que me hizo muchísimo daño en otros aspectos. La creatividad nunca fue estimulada y al contrario muchas veces fue castigada. Si tenía algún problema en una materia, debía yo arreglármelas como pudiera y hasta cierto punto te hacían sentir mal contigo mismas. En fin, el caso es que para mi niña quiero algo diferente pero me encuentro con este comentario de "ay pero ahí tienen problemas de discipilina". Algunos de los colegios que me gustan son muy liberales, salones pequeños, una educaión enfocada en la necesidad del estudiante pero son tan comprensivos que me da miedo que terminen siendo demasiado permisivos. En fin, es todo un tema. Bueno este comentario está muy largo. Será hasta la próxima!